jueves, marzo 30, 2006

Apología de Sidney Lumet


Abro esta entrada con la triste seguridad de que todo lo que pueda decir en ella sobre Sidney Lumet va a ser poco. El hombre está muy mayor ya, pero de momento no tiene ganas de espicharla ni de dejar de hacer películas. Leo con asombro que está a punto de estrenar una comedia de mafiosos con Vin Diesel. Parece que lleva bien los 82 años.
Lumet no ocupa en la conciencia colectiva fagocitadora de imágenes el mismo lugar que ocupan hoy en día Kubrick, Coppola, Scorsese y ... ¿dios mío, quien más...? ¿Spielberg? No, por favor.
Y digo yo que puede ser debido a su irregularidad (nada muy reprochable en una persona que ha dirigido más de 50 películas, que ya es tener ganas). También que su última etapa es bastante prescindible puede explicar porque no goza del mismo nivel de respeto que puedan tener otras vacas sagradas contemporáneas. Como si nadie hubiese hecho algún bodriete de vez en cuando. Aquí Lumet ha demostrado ser poco cool, mira Kubrick que bien se lo montó con sus doce películas.
Confieso (aunque me hace muy feliz) que aún me quedan muchas películas suyas por ver, pero las que hasta la fecha conozco ya me hacen desear llevar sombrero para poder quitármelo ante él.
Voy a intentar listar brevemente mis favoritas sin que se me caiga mucho la baba a medida que me vaya acordando de ellas. En orden cronológico y así ninguna se me queja.

12 hombres sin piedad (1957)
Aunque ya llevaba bagaje trabajando en televisión desde 1948 esta es su ópera prima y de ella está prácticamente todo dicho. Puro teatro filmado, tenso y sudoroso. Un puñetazo a la cara de una sociedad más interesada en castigar que en hacer justicia. Si la has visto ya no se te olvida. Ya te vale, Sidney … menuda ópera prima te marcaste.

The Anderson tapes (1971)
El titulo en castellano opta a los premios de los más ridículos jamás creados (Supergolpe en Manhattan) pero detrás se oculta una de las películas de atracos más extrañas que yo haya visto. En un género marcado por los tópicos esta película los abraza todos y les da la vuelta. Nada ocurre de la forma esperada, con una lógica férrea pero implacable los acontecimientos se suceden en el orden habitual: reclutamiento , planificación, y ejecución , pero rehuye los lugares comunes de una forma totalmente deliberada. Con un sobrio Sean Connery justo demarcándose definitivamente de James Bond y como detalle curioso en los créditos: introducing Christopher Walken. No es magistral pero si muy interesante.

Serpico (1973)
Yo pensaba que los policías de The Shield eran los más corruptos vistos hasta la fecha en cualquier medio audiovisual. Inocente de mí, unos santos es lo que son comparados con los compañeros de trabajo de Frank Serpico. Aquí Lumet ya demuestra de sobra que lo suyo es meter el dedo en la herida y escarbar en ella. Reconozco que a mí Al Pacino siempre me ha parecido un actor cargante pero aquí empecé a mirarlo con otros ojos, está esplendido interpretando al que parece ser el único policía que no está podrido en Nueva York. Vergonzosamente basada en un hecho real.

Tarde de Perros (1975)
Aquí Pacino hace el mejor papel que yo le haya visto nunca dando vida (en serio: dando vida) al atracador de bancos que quería resolver todo en un golpe ejecutado en 10 minutos. Pero la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. A veces cómica, a veces dramática, siempre con pulso y emocionante. Aquí cada uno se lleva su bofetada pero en especial los medios de comunicación siempre ávidos por convertirlo todo en un cirio pascual. Pero la torta definitiva todavía no les había pegado en la cara. Estaba en la cocina terminando de hornearse.

Network (1976)
El primer reflejo natural que se tiene después de ver esta película (apostillada por algún amante de lo obvio como Network, un mundo implacable) es acudir a ver en que año la parieron. Es una visión del mundo televisivo tan moderna, tan crítica, tan cercana a la realidad que nos ha tocado vivir que parece 30 años adelantada a su tiempo. Sátira cruel y quizá excesiva pero dotada de credibilidad por unos actores en estado de gracia (no uno ni dos, no, todos están geniales). Da que pensar que no hemos avanzado nada desde entonces, que todo lo vieron venir hace tiempo y ya sabían que lo que la gente quiere es basura, pero basura fresca. Una historia tremenda, tremendista y tremebunda sobre un presentador de informativos que anuncia en su penúltimo programa la intención para la próxima semana de pegarse un tiro en riguroso directo. A ver si así sube el share. Aprende, Pepe Navarro.

Veredicto Final (1982)
Un guión perfecto de David Mamet y Paul Newman en uno de sus mejores papeles (y mira que los tiene buenos) se unen para la que quizás sea la última gran película de Lumet. Un drama judicial crepuscular (me encanta el topicazo ese de “crepuscular” cuando los protagonistas tienen mas de 50 años) perfectamente hilado y ejecutado donde una vez más nada es lo que parece. Es peor.

¿Que porqué este post? ¿Se ha muerto Sidney Lumet? ¿Le han dado un premio? ¿Reeditan sus peliculas?
Pues no, nada de eso. De hecho este post iba a ser sobre una serie anime de samurais.
La vida te da sorpresas ...

Enlaces

5 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Apoyo esta apología. Tengo que reconocer que he pasado muy buenos momentos con Lumet; tarde de perros, veredicto final y 7 hombres sin piedad. Sólo con estas tres películas debería ya pasar a la historia como un director de culto.

9:53 a. m.  

Anonymous nico dijo...

Yo soy fan de Sidney Lumet pero tanto de Sérpico. Me pareció una película destrozada en la sala de montaje no se sabe por quién. Pero sí, Doce Hombres sin Piedad, Veredicto Final, Network, una que hizo con Henry Fonda sobre un atentado nuclear y LA NOCHE CAE SOBRE MANHATTAN (su última y muy ignorada última gran película) son lo puto mejor.

10:51 p. m.  

Blogger backbeat dijo...

Si que es cierto que Serpico tenia un montaje un tanto raro, incluso inconexo. Tambien me suena que la banda sonora tenia unos pasajes de saxo hortera de los que te encogen los huevos.
Pero en conjunto me gustó bastante aunque muy fina no es que sea.
Me apunto La noche cae sobre Manhattan y la de Fail Safe en la lista de "ver pronto".

12:06 a. m.  

Anonymous nico dijo...

Eso, Fail Safe; es que en España le pusieron un título un poco raro y nunca consigo recordarlo.

9:40 a. m.  

Anonymous astro dijo...

Para todos nosotros, fans del maestro Lumet, deciros que tengo buenas noticias. En breve se estrenará en nuestro país "Before the divil knows you´re dead" (Antes que el diablo sepa que has muerto). Solo os anticipo que tanto el montaje como la interpretación( PHILIP SEYMOUR, HOFFMAN, ETHAN HAWKE) son excelentes en este thriller. No me pierdo el que, con toda seguridad, será el último trabajo de este genio de 83 años.

2:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Volver