viernes, febrero 24, 2006

La verdad escondida

Existe un fenómeno que siempre me ha fascinado. Y es la fé en la verdad absoluta que muchos de nosotros depositamos en la palabra escrita en papel. El papel tiene un poderoso magnetismo que nos hace creer firmemente en la veracidad de lo que alli se imprima, da lo mismo que sea La Biblia , un libro de J.J. Benitez o El origen de las especies.
Lo mismo ocurre con los documentales. Asumimos que lo que nos cuenta un documental es totalmente cierto por increible que nos parezca y la mejor prueba de ello es la propia existencia del documental.

El documental para televisión de 1995 Forgotten Silver de Peter Jackson y Costa Botes, sobre la vida y obra del pionero del cine Colin McKenzie nos narra el asombroso descubrimiento de las obras perdidas del hasta ahora desconocido director e inventor neozelandes cuyo legado habia sido sepultado por la historia y su nombre borrado de los anales de la cinematografía pese a haber desarrollado lo que podriamos considerar los antecedentes del cine sonoro , el color o la cámara oculta .
Asistimos con asombro a la cuidadosa restauración de los rollos de película que se han podido rescatar del paso del tiempo, muy deteriorados ya que el propio celuloide era fabricado por el propio McKenzie usando para ello albúmina de huevo.
Personalidades actuales como el actor Sam Neill y especialistas en archivos cinematográficos comentan con asombro la tremenda injusticia que se ha cometido con el legado inigualable de McKenzie.
Poco a poco los hechos que rodean a su vida son cada vez más fascinantes , los hallazgos técnicos más sorprendentes y sus rodajes desencadenan en la odisea que supuso el rodaje de su obra maestra , su versión de la epopeya bíblica Salomé, donde él mismo interpretaba a Juan el Bautista y cuyo accidentado rodaje casi acaba con él.
Después de los esfuerzos del equipo de Jackson , una copia de Salomé consiguió ser restaurada tras largos meses de trabajo y proyectada con todos los honores en el más importante cine de Nueva Zelanda. Por fin se había hecho justicia con la Historia.
Salvo por un pequeño detalle... que es que absolutamente todo lo narrado en el documental es tan falso como un euro de madera y los fragmentos de antiguas películas no son más que trucajes de laboratorio. Aunque en ningún momento se nos informa de este extremo.
De hecho después de la emisión los neozelandeses se apresuraron a corregir su error histórico y abrazaron a Mckenzie como un héroe nacional digno de ser revindicado al mismo nivel que Edison, Meliés o los hermanos Lumière .
Los productores se vieron obligados a aclarar el malentendido en la televisión pública: nunca existió ningún Colin Mckenzie, solo fué una invención de la calenturienta mente de Jackson y Botes que querian probar los límites de la credulidad de la audiencia.
Me hubiese gustado ver las caras de los desengañados espectadores, aunque me las puedo imaginar ya que el efecto sigue siendo válido hoy.
De hecho yo conocía de oidas esta historia pero no fué hasta que dos amigas me contaron asombradas el increible documental que habian visto en Documania la noche anterior y la posterior desilusión en sus caras al contarles lo poco que yo sabia del tema que me decidi a recuperarlo del emule.
El documental es asombroso y funciona aun sabiendo su secreto , pero no puedo evitar pensar que yo hice trampas y que son mis amigas las que lo vieron como se debe ver. De hecho mientras yo lo veía pensaba: "¿como alguien se ha podido creer todo esto?" , y es totalmente injusto, como mis amigas y miles de neozelandeses podrán atestiguar. Lo bonito del tema es precisamente como se puso a prueba la credulidad del espectador de un documental , que siempre ha sido el género que nos ha hecho formarnos nuestra visión del mundo de forma más sólida.
También siento haber fastidiado su disfrute a los que no conocieran la sorpresa.
Si siguen interesados en verlo pueden pinchar AQUI
También les dejo un articulo aparecido en la revista neozelandesa Listener antes de la emisión del documental para crear más expectación y con el consentimiento del editor de la revista que ya sabia de que iba la broma pero se prestó a seguirles el rollo.
Heavenly Features

7 Comentarios:

Anonymous MM dijo...

Yo fui de los ke piké como un chino cuando lo vi hace unos años y no he descubierto ke era un pedazo trola hasta muuucho tiempo despues.
Ainss...Como se añora la etapa pre Señor de los anillos vaginales del señor Jackson.

10:12 a. m.  

Blogger backbeat dijo...

Pues que suerte, que tú lo viste sin que te contaminaran antes. Eso si que fué un experimento sociológico a gran escala y no lo de Gran Hermano.

2:22 p. m.  

Anonymous Xavi dijo...

Algo parecido pasó hace unos 3 años con un documental francés que explicaba con datos y entrevistas que la llegada del hombre a la Luna fue un fraude...

2:32 p. m.  

Blogger meltorm dijo...

imagino que ya lo habrás visto, pero me acordé de ti nada más verlo y quería enlazarlo aquí.

ahora me cuentas que anuncian estos (que no tengo ni idea), pero el anuncio es buenísimo y explica en cierta medida porque nos estan "mojando las orejas" los argentinos.

menos medios&más imaginación

(me pareció genial)

http://www.youtube.com/?v=FTaA_BZDU1c

8:39 p. m.  

Blogger backbeat dijo...

madre mia , que bueno !!!
Lo vi hace unos años pero me ha encantado volver a verlo.
El frenazo final es lo más.
Muy elegante que saquen la cámara del coche y no muestren la cara de la madre que debe ser de cuadro.
El anuncio es de una marca de galletas: Noel
Y mira, si que es posible que lo que no le perdono al de los patitos si se lo perdone a éste. Contradiccciones del ser humano que asumo gustosamente.

8:55 p. m.  

Anonymous Anónimo dijo...

¡DIOS, ME ENCANTA TU BLOG!

Yo ví ese documental en su día, y me quedé muy impresionado, incluso sabiendo que era un tra-tre-tri-tro-tru (trapichera, tremenda y trillada trola de trucajes).

Era emocionante ver cómo se acercaban a las ruinas y descubrían las localizaciones.

Gracias por los enlaces.


OLI I7O

4:24 p. m.  

Anonymous oli dijo...

Certifico que lo anterior era mío y pido disculpas por ello, a la par que me daré mi merecido por intentar suplantarme a mí mismo...


OLI I7O

4:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Volver